Publicidad
Publicidad
eNewsletter

Recibe gratis en tu correo cada mes lo más destacado de Avicultura.com

Registro eNewsletter

¿Estás registrado?
Modifica tu perfil

FAO: Lucha contra la pobreza gracias a la creciente demanda de carne

meat-world-fao

Para 2050 se dice, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que el mundo tendrá que estar preparado para alimentar a 9.000 millones de personas. Es por ello que, el sector ganadero (y también es aplicable al sector avícola), debe crear medios de vida para que los pobres -que viven en zonas rurales del mundo- tengan la oportunidad de salir de la pobreza gracias a estas industrias y ayudar a alimentar el mundo, ya que será necesario cultivar más animales en el futuro para satisfacer la creciente demanda de carne.

En 2050 el mundo tendrá que estar preparado para alimentar a 9.000 M de personas

Así, durante el 10º Foro Global para la Alimentación y la Agricultura en Berlín, José Graziano da Silva, Director General de la FAO, resaltó su visión de que los agricultores rurales se apropien de una porción más grande de la ganadería/avicultura y argumentó el papel crucial que la industria de carne juega en la lucha contra la pobreza.

Más de la mitad de los pobres rurales del mundo dependen de la ganadería, y se les deben dar habilidades, conocimientos y tecnologías adecuadas para participar y beneficiarse de ese crecimiento esperado en lugar de ser “dejados de lado por la expansión de grandes operaciones con un uso intensivo de capital”, advirtió Graziano.

A los pobres rurales se les debe dar habilidades, conocimientos y tecnologías para participar y beneficiarse de ese crecimiento esperado

En el foro también se hizo mención a que la FAO quiere cadenas de suministro de carne ‘más verdes’, para favorecer beneficios ambientales. En este sentido, la FAO estima que es posible lograr un sector de producción de carne con bajas emisiones de carbono, señalando que las emisiones de metano pueden reducirse rápidamente entre un 20% y un 30% en todos los sistemas productivos. La clave es adoptar prácticas zootécnicas conocidas como son el pastoreo regenerativo, la selección de forraje y un mejor reciclaje de los nutrientes y la energía de los desechos. “Con prácticas mejoradas y climáticamente inteligentes, podemos establecer rápidamente cadenas de suministro más sostenibles y ecológicas”, añadió.

Aunque la realidad sea que este sector genera más emisiones de gases de efecto invernadero que otros -cerca del 14,5% de todas las emisiones antropogénicas -, la FAO señala el camino hacia productos de origen animal con bajas emisiones de carbono que apoyen la nutrición y los medios de vida rurales.

Artículos Relacionados

Comentarios cerrados