Publicidad
Publicidad
eNewsletter

Recibe gratis en tu correo cada mes lo más destacado de Avicultura.com

Registro eNewsletter

¿Estás registrado?
Modifica tu perfil

Bélgica: 77,3M de huevos destruidos y 1,9M gallinas sacrificadas por el fipronil

Eggs Can Carry Salmonella Food Safety Concept Concept with Brown Egg and Yellow Note.

Hace poco más de un mes dábamos la noticia en Avicultura.com de que la Comisión Europea (CE) dio luz verde a una solicitud de Bélgica para efectuar compensaciones por valor de 21,8 millones de euros a los productores de huevos afectados por el escándalo de la contaminación de fipronil el pasado verano 2017.

Al parecer, y según ha declarado el ministro de Agricultura belga, Dennis Ducarme, su gobierno destinará, finalmente, 15M€ para compensar a los productores afectados. El ministro no sólo ha revelado esta cifra durante la entrevista, publicada recientemente, sino que ha dicho que la contaminación no provocó intoxicaciones pero que Bélgica tuvo que destruir 77,3 millones de huevos y aplicar eutanasia a 1,9 millones de gallinas debido al insecticida fipronil. La contaminación, que provocó paralizaciones temporales de explotaciones avícolas, se extendió a 7 países: Alemania, Bélgica, Holanda, Francia, el Reino Unido, Suecia y Suiza.

Entre los países afectados estaban Alemania, Bélgica, Holanda, Francia, el Reino Unido, Suecia y Suiza

Asimismo, Ducarme también ha detallado que las autoridades de su país van a poner a disposición de los afectados un número de teléfono para que éstos puedan llamar y presentar hasta abril sus casos. Una vez evaluados, recibirán las indemnizaciones pertinentes en el caso de tener derecho a ellas.

“El trabajo de la AFSCA belga (Agencia Federal para la Seguridad de la Cadena Alimentaria) ha sido excelente aquí. A título comparativo, en los Países Bajos todavía hay huevos con fipronil y al menos un centenar de explotaciones todavía cerradas”, afirmó el ministro.

La AFSCA fue quien no informó en julio, de manera inmediata, a las autoridades europeas de que había encontrado en algunas partidas de huevos fipronil -insecticida prohibido- en la cadena alimentaria. Al parecer, el insecticida fue comercializado indebidamente por una empresa holandesa.

 

Artículos Relacionados

Comentarios cerrados