Publicidad
Publicidad
eNewsletter

Recibe gratis en tu correo cada mes lo más destacado de Avicultura.com

Registro eNewsletter

¿Estás registrado?
Modifica tu perfil

El gobierno de Argentina da soporte a la carne de ave

El gobierno argentino ha decidido igualar el IVA de la carne de ave y la de porcino a la misma cuota que ya tenía la carne de vacuno y, que hasta ahora, pagaba la mitad en impuestos. Sin duda, esta medida tendrá un importante impacto en el consumo nacional de la carne de pollo, cuya producción ha oscilado en exceso dependiendo del vaivén de las exportaciones.

Así, el proyecto de reforma tributaria, que ya fue aprobado en el Congreso de los Diputados y se encamina para ser tratado en el Senado, reduce del 21% al 10,5% el IVA para la producción avícola y la porcina, equiparándola a la cuota que actualmente tiene la carne vacuna. Como consecuencia, la medida mejorará la competitividad de estas dos cadenas de valor y generará más empleo, con lo que se incrementará significativamente la competitividad de la industria. “No había razón para que las distintas carnes tuvieran un trato diferente”, sostuvo Mayda Cresto, diputada nacional.

La reforma reduce del 21% al 10,5% el IVA para la producción avícola y la porcina

El presidente de Entre Ríos, Gustavo Bordet, reunido con los legisladores entrerrianos.

El presidente de Entre Ríos, Gustavo Bordet, reunido con los legisladores entrerrianos.

Además, se hizo hincapié en que las economías regionales, como son la producción de pollo y cerdo en la provincia de Entre Ríos -que concentra el 51% de lo que produce todo el país-, necesitan políticas públicas que permitan y favorezcan su desarrollo y crecimiento, ya que esto genera un aumento genuino de trabajo registrado. Si estos sectores de la economía ganan competitividad, se impulsará el motor de la economía en la provincia, la cual cosa favorece a todos.

La reforma contiene una serie de medidas que impactará de manera directa en trabajadores monotributistas, nuevos profesionales, emprendedores autónomos y pymes exportadoras.

Las modificaciones supondrán cambios en las economías regionales del país, y sectores como el vino, cerveza y bebidas azucaradas, entre otros, también se verán afectados positivamente.

 

Artículos Relacionados

Comentarios cerrados