Publicidad
Publicidad
eNewsletter

Recibe gratis en tu correo cada mes lo más destacado de Avicultura.com

Registro eNewsletter

¿Estás registrado?
Modifica tu perfil

LA VIDA PRODUCTIVA DE LA GALLINA, HOY Y EN EL FUTURO

David Cavero Pintado
Lohmann Tierzucht GMBH
cavero@ltz.de

Resumen Conferencia impartida por David Cavero, de Lohmann, en el marco de las Jornadas Profesionales de Avicultura 2012 el jueves 10 mayo a las 10:30
A lo largo de las últimas décadas la evolución de la capacidad productiva de la gallina ponedora ha sido espectacular. Cada año las gallinas producen más huevo, mayor masa de huevo y poseen una mayor eficiencia alimenticia. Este incremento productivo ha sido debido a la combinación de varios factores: una mejora de las instalaciones, avances
en sanidad y nutrición y un manejo cada vez más específico y orientado a la estirpe. Sin embargo, todo esto no habría sido posible sin los continuos avances realizados en el campo de la genética. Todas las empresas de mejora genética tienen un objetivo común: “aumentar el potencial genético de las aves para producir el máximo número de huevos vendibles de la mejor calidad y con los mínimos costes bajo los distintos sistemas de alojamiento”.
La selección para aumentar la producción de huevos implica adelantar la madurez sexual, unos picos de puesta más altos y una mejor persistencia de puesta a final de ciclo.
Todo esto debe venir acompañado de una excelente calidad de cáscara y un tamaño de huevo acorde con el rango que requiere el mercado. La madurez sexual tiene una heredabilidad alta, por lo que podría modificarse con facilidad para conseguir adelantar 1 ó 2 días por generación el comienzo de puesta. Sin embargo, el número adicional de huevos de un peso liviano que se conseguirían con aves de una madurez más temprana no tendrían apenas valor comercial en la mayoría de los mercados; amén de la conocida correlación negativa de este carácter con la persistencia de puesta. Por ello, si bien se consiguieron grandes avances en este carácter hasta los años 90, luego apenas se ha modificado. El pico de puesta representa la fase de meseta de la curva de puesta, en la que la producción del lote es elevada. Es fundamentalmente una función de la uniformidad del lote y de la longitud de las series de puesta, entendiendo como tal al conjunto de días en los que consecutivamente tiene lugar una oviposición. Dado que las aves se encuentran muy próximas al límite teórico de un huevo al día, es difícil realizar grandes mejoras en esta fase. Por tanto, la última fase de producción, donde la intensidad productiva va descendiendo, se convierte en el objetivo principal de la mejora genética.
Centrándonos en el tema de las series de puesta, si se dieran muchas series cortas provocarían muchas pausas interseries y la producción disminuiría. Por tanto la mejora productiva de los últimos años se debe fundamentalmente al aumento de la duración de las series y a la reducción de pausas interseries. Tomando los datos de las líneas puras, en los primeros 200 días de producción el promedio de la secuencia más larga dentro de un lote se encuentra en unos 70 huevos, tanto para aves ligeras como semipesados, si bien las de más de 100 huevos son bastante frecuentes. En la bibliografía se encuentra que por termino medio el tiempo entre oviposiciones se halla entre 24 y 26 horas, aunque nosotros hemos podido comprobar, que hoy en día aves con una gran producción presentan tiempos entre de poco más de 24 horas, e incluso algunas aves ligeramente por debajo de las 24 horas.
La decisión sobre el momento en que las aves deben ser reemplazadas ó bien ser sometidas a muda debe ser rigurosamente sopesada bajo aspectos técnicos y económicos, teniendo en cuenta que las empresas de genética se esfuerzan en prolongar los ciclos de producción y aumentar la persistencia de puesta, así como mejorar la calidad de la cáscara al final de ciclo de puesta. Por tanto, cabe esperar que la técnica de la muda forzada pierda su interés y se tienda a trabajar en un único ciclo de producción hasta las 90 semanas. Esto se vería apoyado también por los riesgos sanitarios y posibles complicaciones técnicas de este procedimiento y por último, si bien no menos importante, por razones de bienestar animal, que exigen una alimentación y cuidado de las aves acorde con sus necesidades.

 

Descargar presentación en formato TEXTO: “La vida productiva de la gallina, hoy y en el futuro”

Empresas mencionadas en esta noticia

{{company.logoTitle}}
  • LOHMANN ANIMAL HEALTH ESPAÑA S.L.U.

  • c/ Gobernador Alonso, 2. 2ºA..
  • HUELVA
  • Huelva (España )

PUBLICIDAD

Artículos Relacionados